¿Entrenar fuerza o resistencia? ¿Qué es mejor para nosotros?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Cuándo es mejor, entrenar primero la fuerza y luego la resistencia o viceversa?

Muchos iniciados en el mundo del deporte se decantan por una o por otra, los que ya llevan años y tienen claro sus objetivos suelen hacer ambas. Se pueden hacer incluso por temporadas dependiendo de los resultados que quieras obtener. Como podéis comprobar, no hay nada exacto.

Ahora te toca a ti, ¿Cuál es el tu objetivo?

Ser como Hulk, ganar masa muscular

Si has decidido aumentar la masa muscular, deberás empezar por el entrenamiento de fuerza. Los músculos no pueden estar fatigados y toda tu energía debe de estar concentrada en el ejercicio de pesas. 

Si vas a salir a correr antes es importante que tengas en cuenta que a mayor cansancio mayor riesgo de lesión. Es decir, durante el entrenamiento de fuerza, como es lógico es necesario levantar pesas. Si agotas los músculos antes, esto conlleva a una mayor fatiga y una pérdida de eficacia en los ejercicios.

Es probable que realices mal el entrenamiento y los resultados no sean óptimos.

Recuerda, para ganar masa muscular es necesario un extra de calorías, por tanto el entrenamiento de resistencia tiene que reducirse para que tu cuerpo aumente.

Ser como la viuda negra, perder grasa

En esta ocasión lo realmente importante es que el balance de calorías sea negativo. No es más importante un ejercicio u otro. 

Si tu ingesta de calorías es positivo, da igual que hagas por ejemplo, el entrenamiento de fuerza primero para quemar las reservas de carbohidratos. 

Es necesario que quemes más calorías de las que consumes. Así perderás grasa.

Hay una fórmula, que no es mágica y que por lógica la mayoría y seguramente tú la sabrás: Buscar un hueco todos los días para hacer ejercicio. 

Si decides realizar fuerza, una opción son circuitos de bajo peso y repeticiones rápidas.

En cambio, si decides por resistencia, los entrenamientos HIIT son muy eficaces, también salir a correr, natación, bici…

(Ya que has aterrizado en nuestra página, haremos un break y te mencionaremos que el boxeo es uno de los deportes más completos junto con la carrera, que te puedes llegar a encontrar. En boxeo se practica sobre todo entrenamiento HIIT, intervalos de tiempos cortos y muy intensivos. Si tu objetivo es perder grasa y no has decidido ningún deporte todavía que te llene o quieres cambiar porque te aburre estar corriendo, pruébalo, no te arrepentirás.)

Recuerda, la ingesta de calorías y la cantidad de ejercicio es importante a la hora de reducir grasa más rápido o más despacio.

Ser Flash, mejorar la resistencia en carrera

Pasa lo mismo que hemos comentado anteriormente con la fuerza.

Si tu objetivo es mejorar la resistencia cardiovascular en general, es necesario que entrenes primero resistencia antes que el entrenamiento de fuerza.


Cuando los músculos están agostados hace que si eliges la carrera como primer entrenamiento por ejemplo, tus movimientos cuando corres serán negativos y tu forma de carrera también, capaz de provocar lesiones.

Recuerda, si aun así quieres hacer fuerza, deberás realizarlo a baja intensidad y en sesiones cortas. Es mejor prevenir que curar.

Ser Thanos, mejorar la forma física en general

Si quieres mejorar la fuerza y la resistencia a la vez, te dará igual el orden.

Pero decirte que no será efectivo, después de un tiempo tendrás que decidir qué es lo que quieres mejorar.

En resumen…

Es mejor dedicarse solo a un ejercicio, los tiempos de descanso son muy importantes para que el cuerpo se recupere y puedas entrenar en tu estado óptimo y eficiente. 

Por tanto si quieres hacer los dos tendrás que darle un espacio de descanso tanto al primer ejercicio como al segundo ejercicio, sino el segundo entrenamiento sufrirá más que el primero.

Después de haber leído esto, ¿A qué esperas a empezar con el entrenamiento?

Una vida sana vale más que mil medicamentos. 🙂